¿Qué significan los colores de la bandera del Vaticano?

La bandera pontificia o de la Ciudad del Vaticano está formada por dos campos verticales de color amarillo (a la izquierda) y blanco (a la derecha). Sin embargo, en el pasado la bandera del Estado pontificio era amarilla y granate, dos colores tradicionales del Senado y del pueblo romano. Estos fueron sustituidos después en el año 1808 con el blanco y el amarillo, cuando el Papa Pío VII ordenó a su Guardia Noble y a los demás Cuerpos armados pontificios que permanecieron fieles, adoptar una nueva escarapela con dichos colores para distinguirlos de las tropas incorporadas al ejército francés.

Bandera del Vaticano

La bandera pontificia blanco/amarilla más antigua, enarbolada por primera vez en 1824 por la Marina mercante, tenía los campos dispuestos diagonalmente. Posteriormente, Pio IX, tras regresar del exilio de Gaeta, dispuso que se representaran las dos bandas verticales, y añadió el escudo papal. Sólo después del Tratado de Letrán entre la Santa Sede e Italia, del 11 de febrero de 1929, la bandera pontificia adquirió la representación actual.

Pues bien, la bandera del Vaticano es mitad blanca, mitad amarilla. El color blanco de la bandera significa el cielo y la gracia de Cristo que recibimos a través de los tres poderes de jurisdicción de la Iglesia, los cuales son el de santificar, enseñar y regir. En el color blanco se encuentra las llaves del reino de los cielos.

El color amarillo está asociado con las llaves de oro, que son el símbolo de San Pedro y de la suprema autoridad del Santo Padre. Las llaves designan el poder de jurisdicción conferido a San Pedro (Mt 16,19).

Pbro. Mario Montes Moraga
Departamento de Animación Bíblica
Centro Nacional de Catequesis

Más publicaciones del autor|Ver todas las publicaciones|

Fecha de publicación: 21 de Noviembre 2014