Lectio divina



La meditación orante de la Sagrada Escritura

 

Benedicto XVI, en su discurso del 16 septiembre 2005, en el XL Aniversario de la Dei Verbum, dijo:

Si se promueve esta práctica (Lectio divina) con eficacia, estoy convencido de que producirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia. 

La lectura asidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permite ese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Dios que habla, y a través de la oración, se le responde con una confiada apertura del corazón.

También la Exhortación apostólica posinodal Verbum domini en los números 86 y 87, vuelve a insistir en "la exigencia de un acercamiento orante al texto sagrado como factor fundamental de la vida espiritual de todo creyente, con particular referencia a la Lectio divina".

En la siguiente presentación, podrá conocer un poco más acerca de:

¿Qué es la Lectio divina?

Esta práctica nace en 1174 con su gran maestro espiritual Guigo II, monge cartujo, quien en un breve tratado recoge y sistematiza con notable claridad y sentido didáctico, la oración tradicional de los claustros occidentales.

  

¿Cómo se hace la Lectio divina?

Puesto que la Palabra de Dios escrita por inspiración del Espíritu Santo, es confiada a la Iglesia para la salvación, el siguiente esquema se propone para que la Lectio divina pueda ser hecha por cualquier persona de manera individual y también en comunidad.

Los cuatro pasos que conforman este esquema son:

LEER - MEDITAR - ORAR- ACTUAR

 Hagamos la Lectio divina

Ejercicio de Lectio divina con el pasaje de Jesús y la samaritana

 

 

Recursos en línea para hacer la Lectio divina

El Centro Bíblico Pastoral para América Latina (CEBIPAL) ofrece el recurso de la Lectio divina dominical para niños y familias, así como estudio bíblico dominical y pistas para la semana.

Para jóvenes, el CEBIPAL y Sociedades Bíblicas Unidas, han desarrollado el programa "Lectio divina para jóvenes misioneros", el cual pueden acceder en formato de audio MP3 o en Pdf.